YouTube no era lo que es ahora hace 10 años, pero aún así, las gentes ya tenía vídeos caseros con miles de millones de reproducciones en páginas similares. En su día se subió por ejemplo “Life in a Day”.

Aún así, hace 10 años las gente que querían ver rincones más oscuros, existían páginas como Rotten entre otras muchas, y en una de ellas hubo un vídeo que se hizo completamente viral en aquellos tiempos.

En el vídeo se podía ver a un bailarín drag con la enfermedad del polio que estaba bailando tap.

“Obede a la morsa” se llamaba uno de esos vídeos virales donde se escuchaba de fondo una música infantil tocada a la inversa, y con paraguas en mano, esa persona se limitaba a bailar tap.

Esta escena era bastante surrealista y nos podía parecer a una de las escenas de cualquier película de David Lynch, en especial, cuando nos damos cuenta que conforme avanza el tiempo, la música es aún más siniestra que al principio y esta persona que aparecía bailando, se va acercando a la cámara.

Empezaron a sonar miles de teorías, pero en una cosa sí que coincidían todos, pensaban que era una mujer, exactamente una bailarina con polio y que ella era La Morsa.

Las teorías iban más allá, pensaban que La Morsa estaba tratando de enviar a través de ese vídeo un mensaje subliminal para así atraer todos los seguidores que pudiera a su supuesta secta, una secta que se dedicaba a asesinar a gente por gusto y sin razón aparente.

También estaban las leyendas urbanas, leyendas de miedo que se contaban para aterrorizar donde decía que según a qué hora veías el vídeo, la mujer protagonista se te podía aparecer en donde estuviera para matarte.

Lo cierto de todo eso es que, estamos ante una historia de lo más triste donde una persona intentaba contar su drama personal ya que había sufrido toda su vida.

Estamos hablando de Johnnie Baima que nació en 1960 en Estados Unidos y pasó gran parte de su vida en orfanatos, lugar donde sufrió abusos sexuales. Debido al polio y a una negligencia en su tratamiento, su cuerpo se vio gravemente afectado.

Aún así, parece que debido a ese rechazo y la humillación que sufrió, acabó en Hollywood grabando la escena Underground y ahí empezó a sentir que era el afecto y ser admirado.

Baima se declaró abiertamente homosexual y se casó en los años 80, época que coincidió con su actuación en varias películas eróticas de bajo presupuesto.

Cuando su esposo murió, Baima cambió su nombre por el de Sandie Crisp reconociéndose ser una persona travesti y convirtiéndose en un icono para el colectivo transexual y drag de California donde empezó a trabajar haciéndose llamar The Goddess Bunny.

Una historia que para empezar tan mal, terminó bien dentro de lo que cabe.

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
https://culturacolectiva.com/adulto/obedece-a-la-morsa-la-triste-historia-de-un-travesti-con-polio-que-te-perturbo-hace-10-anos/