Entre tanto aluvión de noticias negativas, de vez en cuando surgen algunos hechos que, aun sin ser grandes noticias, sí consiguen imprimir un mediano optimismo entre quienes los provocan.

Esa es la sensación que se respira ahora mismo en Brasil, un país que, inmerso en una delicada situación y un proceso de recuperación de las clases más bajas, ha conseguido dar un paso de gigante al eliminar casi completamente sus índices de pobreza extrema.

Así lo refleja el último informe del Banco Mundial, Prosperidad compartida y fin de la pobreza en América Latina y el Caribe, que asegura que el índice de brasileños que viven con menos de 2,5 dólares al día ha bajado del 10% al 4% entre 2001 y 2003.

Además, el informe señala al país como uno de los mejores ejemplos a la hora de reducir la pobreza en los últimos años y añade un dato revelador: entre 1999 y 2009, el 60% de los ciudadanos brasileños ha aumentado su nivel de renta.

pobreza

25 millones de personas abandonan la pobreza

Según los autores del estudio, un total de 25 millones de personas han dejado de vivir en la pobreza (extrema o no), lo que supone un espectacular avance social tanto para Brasil como el conjunto de Latinoamérica y el Caribe.

Sin embargo, el reto aún no ha acabado, ya que, a día de hoy, Brasil se mantiene en una fuerte lucha por no caer en una nueva recesión que interrumpa el proceso de mejora de sus ciudadanos.

Si quieres ver el estudio completo, puedes hacerlo aquí.

Foto: Javi Sánchez de la Viña (Licencia CC).

Publicado en Miscelánea