Nadie en su sano juicio piensa que un perro de pedigrí es capaz de rodar mejor, saltar mejor, hacer mejores trucos o ser más cariñoso que cualquier perro sin raza.

Elegir pues una mascota de pedigrí responde más bien a una cuestión superficial, basada más en la moda y la apariencia del dueño, que en las cualidades del animal.

Ya hemos visto las consecuencia negativas que han provocado las décadas de selección de razas y lineas de sangre en perros y gatos, pero a pesar de ello se siguen comercializando. ¿Por qué?

La respuesta es la disponibilidad. Los cachorros, sean de raza o no, despiertan en nosotros un instinto de cuidado que pone en marcha el deseo de adquirir una mascota. Las tiendas de animales saben explotar esto, y por eso llenan de cachorros en el escaparate, para provocar en nosotros esta especie de flechazos.

El problema es que existe un negocio muy lucrativo y oscuro en torno a la cría de cachorros, son las fábricas de animales.

Las fábricas de Cachorros.

adoptar un perro 3

¿Cómo se puede fabricar un cachorro, satisfacer la demanda de tiendas de animales y conseguir un precio reducido?

Facil, intensificando la cría. No hay tiempo para el amor, los cuidados, los juegos, los paseos y el cariño. No hay espacio para la amistad entre el perro y el cuidador.

Captura de pantalla 2015-08-10 a las 12.49.04

Sólo hay jaulas y falta de higiene. Lugares minúsculos en las que perras de toda clase de razas permanecen encerradas de por vida, obligadas a engendrar camadas sin descanso.

Captura de pantalla 2015-08-10 a las 12.49.13

Si no fallecen durante algún parto, serán sacrificadas en el momento en que no puedan procrear, siendo sustituidas por alguna de sus hijas.

Captura de pantalla 2015-08-10 a las 12.49.26

¿Sorprendido? ¿Cómo pensabas que nacían los cachorros? Las fábricas de cachorro son el lado más amargos de la venta de mascotas y un problema que las asociaciones pro derechos de los animales vienen denunciando desde hace tiempo.

¿Hay alguna solución?

adoptar un perro 2
Resulta que cada año, sólo en EE.UU, se rescatan 3’9 millones de perros, de los cuales 1,2 millones terminan siendo sacrificados. Mientras, las perritas son obligadas a engendrar camadas para satisfacer la demanda de las tiendas de animales.

Sería ideal encontrar una solución que pudiera acabar con ambos problemas de un plumazo, y en EE.UU parecen haber dado con ella.

adoptar un perro 1

Más de 60 ciudades estadounidenses, entre las que se incluyen San Diego, Fénix, Los Ángeles y Nueva York, aprobaron el 2013 una nueva ley por la que se prohibe la venta de cachorros de perros, gatos o conejos, en su lugar ofrecerán únicamente animales rescatados.
adoptar un perro 5

Según los promotores de está sorprendente medida, el flechazo entre los dueños y los animales, se sigue produciendo sin importar su origen. Al terminar con la disponibilidad de los cachorros de raza en las tiendas, las fábricas de animales han cerrado y las perras que eran explotadas han encontrado por fin un hogar en el que ser felices.

Además el número de perros sacrificados ha disminuido, por lo que a todas luces la medida parece ser un éxito.

Intereses económicos vs derechos de los animales.

adoptar un perro 4

No todo el mundo está contento con la medida, y varias fábricas de animales ya han anunciado que van apelarán esta ley, pues la consideran injusta para sus negocios.

Esperemos que esta vez los derechos de los animales prevalezcan sobre los intereses económicos de los criadores sin escrúpulos, ya que estas fábricas de cachorros sólo utilizan a sus animales como mercancías de las que obtener la mayor rentabilidad.

Es el momento de decir basta, y elegir una mascota pensando en ella, y no en nosotros mismos. No olvides visitar tu refugio de animales más cercano, estamos seguros de que no te arrepentirás.

Fuente: thedodo.com y schnauzi.com

Publicado en Animales