¿A quién no le ha salido un orzuelo alguna vez? Esas molestas “cosas” que salen en los ojos que no son más que un absceso pero que te hacen la vida imposible. Pueden llegar a ser realmente dolorosos. 

Este pequeño absceso localizado superficialmente en la base de las pestañas proviene de la infección de alguna glándula de Zeiss o de Moll. Pero también puede darse cuando la inflamación se produce en el párpado, en las glándulas de Meibomio. Aunque entonces se le llama orzuelo interno.

En cualquier caso no es una afección grave, pero puede llegar a ser bastante dolorosa. La causa es una infección bacteriana producida comúnmente por el Staphylococcus aureus. 

Para tratarlo se puede usar cualquier pomada que recomiende tu farmacéutico o médico, e incluso acudir a alguno de los remedios caseros que seguro tu abuela conoce a la perfección.  He aquí ocho con los que poder aliviar la molestia que produce un orzuelo.

Caléndula

Hacer una infusión con esta hierba puede aliviar bastante el orzuelo en cuestión. Echamos una cucharada con los pétalos secos en medio litro de agua hirviendo y lo dejamos reposar fuera del fuego hasta que se temple. Colamos el líquido y lo aplicamos en el área afectada hasta que se haya enfriado. Lo más recomendable sería repetir la operación varias veces al día.

Cilantro

También en forma de infusión, esta vez echamos como media taza de agua y ponemos una cucharadita de semillas de cilantro y dejamos que hierva durante cinco minutos. Después lo retiramos del fuego y lo dejamos tapado hasta que enfríe un poco. Lo colamos y mojamos una gasa con la que limpiaremos los párpados varias veces diarias, pudiendo llegar a tres veces.

Paño con agua caliente

Es uno de los remedios caseros más sencillos. No va más allá que colocar un paño mojado en agua caliente sobre la zona del ojo afectada por el orzuelo. Lo bueno es que esté todo lo caliente que aguantemos. Lo dejamos actuar unos cinco minutos y repetimos hasta tres veces al día, hasta que el orzuelo desaparezca.

Hojas de acelga

Lo primero es lavar bien las hojas de acelga, después la calentamos en un poco de agua como si preparásemos un infusión. Colamos el agua resultante y una vez que ya esté templada la aplicamos directamente en la zona afectada por el orzuelo manteniendo los ojos cerrados. De igual forma es recomendable hacerlo varias veces al día.

Aciano

Las flores de esta planta herbácea ayudan también en caso de orzuelo. La clave es empapar una compresa o paño en una infusión de 20 gramos de flores de anciano en un litro de agua hirviendo. Lo retiramos rápidamente del fuego y dejamos que repose. Con el paño caliente lo aplicamos en los párpados.

Yerbabuena

Primero es importante machacar las hojas para que suelten las sustancias que ayudarán con el orzuelo y hacer de nuevo una infusión. Aplicamos el paño directamente en los párpados y lo dejamos en contacto con el párpado durante cinco minutos.

Acacia

Para preparar este remedio casero echamos un puñado de hojas de acacia en un litro de agua hirviendo. Lo dejamos tapado y cuando esté lo retiramos del fuego hasta que se temple. Después con una gasa o un poco de algodón lo aplicamos en los orzuelos para aliviar el dolor.

Clavos

Se echa en agua normal unos cuantos clavos y se deja un par de horas. Con el agua que se obtiene se empapa cualquier gasa o paño para poner en los ojos y que alivie los dolores que producen los orzuelos.

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
http://remedios-naturales.net/orzuelos/