Pasar tiempo con los niños es algo muy importante, y hacer que además se diviertan es mejor aún. La energía de un pequeño puede acabar con cualquier atleta, por lo que hacer algo con ellos que los divierta durante bastante tiempo es una tarea complicada, pero necesaria.

Este padre no se conformó con dejar a su hija al lado de la videoconsola, ni le compró el muñeco más caro que vio en la juguetería para mantenerla entretenida, sino que grabó con ella su particular versión del videoclip de Taylor Swift “Shake it off”.

Publicado en Miscelánea