Hace una semana que el marinero de ferry, Haig Gilchris, compartía en internet la imagen de una monstruosa ola justo antes de impactar contra su barco. La fotografía, realmente impresionante, se volvía viral al captar de forma sublime “la calma en mitad de la tempestad”. Sin embargo, aquella imagen era solo una pequeña muestra del poder de Neptuno, y es que es que la fuerza del océano parece inconmensurable.

En mitad de la tormenta

El músico de cruceros Stephen Burke ha compartido un curioso video en el que podemos observar, como las olas embravecidas de una tormenta, impactan contra las ventanas del tercer piso de un barco de cruceros. 

Los vientos de más de 120 km/h no solo crean estas portentosas olas, sino que zarandean el trasatlántico como si fuera un barquito de papel, inclinando habitaciones y pasillos.

Afortunadamente y gracias a la sólida construcción de estos barcos y sus resistentes ventanas, la tormenta quedó en un susto. No te lo pierdas.

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
https://www.youtube.com/watch?v=o9waSshoWOc