Es probable que muchos de vosotros/as hayáis probado casi de todo para deshaceros de los tediosos y antiestéticos puntos negros de la cara, gastando dinero en productos que verdaderamente no funcionan. Y es que a veces resulta bastante complicado lucir un rostro completamente despejado, por lo que el maquillaje se convierte en el mejor aliado de los menos afortunados, en cuanto al tipo de piel se refiere.

En ese afán nuestro por facilitaros la vida, hoy os traemos un truco de belleza que no hemos podido evitar compartir con todos vosotros. Se trata de una mascarilla facial que no solo eliminará los puntos negros de la cara, sino que además es un tratamiento fantástico para pieles oleaginosas, capaz de reducir las cicatrices del acné y disimular las arrugas, pues la piel lucirá mucho más tersa. ¡Y todo con una simple clara de huevo y unos pañuelos de papel!

Evitar por todos los medios aplicar la mascarilla en la zona cercana a los ojos y en la boca, con la cara bien lavada previamente, y dejar reposar durante 30 minutos. Para los que tenéis la cara especialmente grasa, podéis aplicarla hasta dos veces en semana, mientras que si vuestra piel es más bien seca, con una vez a la semana, o dos cada diez días, será más que suficiente.

Original: BabamitsANNE

Publicado en Moda y belleza