Incontables son los casos en los que veo caras raras y extrañeza al nombrar la ópera. Pero la ópera está en todos lados, desde ceremonias religiosas hasta capítulos de Los Simpsons.

Veamos una par de ejemplos y os prometo que me daréis la razón.

¿Quién no tarareó alguna vez “toreador, cuándo hace calor, te empapas de sudor y tienes mal olor”? (Apuesto a que la habéis cantado al ritmo de Bart Simpson) Pues bienvenidos a la Opera “Carmen” de Georges Bizet. El aria (parte cantada al estilo de canción si se quiere) del Toreador es de las más icónicas de la misma. En ella se aplaude al valiente toreador y se lo escucha hacer alarde de sus hazañas. A continuación, la tan famosa versión de nuestro amigo amarillo y para que comparéis, otra original por el gran (Samuel Ramey)

Un gran Escamillo en la persona de Samuel Ramey.

Continuamos ahora con la que quizá sea la pieza más fuera del ámbito de la ópera. Todos hemos asistido a alguna ceremonia en la que se entonan sus notas, todos las conocemos, podemos tararearla e inevitablemente al escucharla nos transporta. Hablo de la mundialmente famosa “marcha nupcial”. Utilizada en la gran mayoría de las bodas, es un extracto del mismo acto en el que los protagonistas de la ópera “Lohengrin” de Richard Wagner, son recibidos por un maravilloso coro cuando van a unirse en nupcias. Veamos un ejemplo, os prometo que la reconoceréis de inmediato.

Es el turno de “I Pagliacci”, Los Payasos, una monumental obra de Giacomo Puccini. Una vez más, nuestros amigos de Springfield rinden un merecido tributo.

A continuación, el temible pero no tanto Sideshow Bob (actor secundario Bob o Bob Patiño) da muestra de sus dotes líricos:

Una magistral versión por el gran Luciano Pavarotti

Al nombrar una de sus más famosas arias “la donna è mobile” enseguida acude a nuestra mente el tan pegadizo ritmo. Sí señores, también es parte de una ópera. La misma es Rigoletto, obra de genial Giuseppe Verdi. Nuevamente don Luciano nos deleita en el papel del Duque de Mantua.

Vamos terminando el post y qué mejor que hacerlo de manera triunfal! Para ello les dejo otra pieza mundialmente conocida, utilizada en infinidad de eventos en los que la música debe denotar triunfo, éxito. Me refiero a la marcha triunfal, pieza de la ópera Aida, del anteriormente mencionado Giuseppe Verdi. A disfrutar!

Si tenéis dudas, comentarios o queréis saber más del mágico mundo de la ópera y la música clásica, os invito a comentar.

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
www.youtube.com