Hoy nos vamos a Polonia, para conocer uno de sus productos gastronómicos,el oscypek: es un queso de leche de vaca y oveja,según dicen los montañeses necesita un mínimo de un 40% de leche de vaca o una mezcla similar entre ambas leches. Generalmente es ahumado pero podemos encontrarlo también al natural.

Su gusto es similar al del provolone italiano, de consistencia un poco elástica, se come en caliente, se cocina a la barbacoa y se encuentra en las calles de grandes ciudades, por ejemplo en el mercado de Pascua en Cracovia, donde puede servirse con mermelada de arándanos o extrañamente con azúcar y sal. Se encuentra también al vacío en los supermercados.

 

Y bajo mi opinión personal, su mayor característica son sus motivos rústicos, esos dibujos y formas que le dan un aire a cualquier cosa menos a un queso… lo hayamos también con diferentes formas, esa es la razón por la cual existen varios nombres para designar el mismo queso: dos conos juntados por la base (forma clásica), cilindros más grandes llamados golka, con forma de corazones también y además encontramos en algunos de ellos la aparición de cordones trenzados.

Para ahumarlo, el queso se coloca en un barril lleno de sal durante una noche o dos, después es almacenado en una cabaña especial durante 14 días.
La referencia más antigua de la producción de este queso data del siglo XV, en las montañas Tatras, y más exactamente de un documento del pueblo Ochotnica que data de 1416.
Este queso tiene la DOP Europea ( Denominación de Origen Protegida).

Qué os parece? menudo manjar…quiero probarlo! 🙂

Publicado en Cocina
Fuentes consultadas:
www.mundoquesos.com
www.google/imagenes.com