Una niña siria levanta los brazos en señal de rendición al confundir la cámara con un arma, en un campo de refugiados de Jordania, emocionando y crispando al mundo a partes iguales de nuevo.

A pesar de su corta edad, la niña lleva inscrita la palabra ‘guerra’ en su rostro, como tantos otros cientos de miles de compatriotas que han tenido que abandonar sus hogares a consecuencia de la guerra. Al ver la imagen es imposible no emocionarse y sentir rabia por la situación acaecida:

nina_campo_refugiados_1

La imagen fue tomada por el delegado de comunicaciones de la Cruz Roja en Alemania, René Schullhoff, en noviembre de 2014, quien visita de forma regular este campo de refugiados, situado a 62 kilómetros al este de la capital jordana, Amán.

En declaraciones al Daily Mail, Schullhoff asegura que no fue consciente de la crudeza de la instantánea hasta que comenzó a revisar todas una a una para editarlas, después de abandonar el campo de refugiados.

Me quede muy sorprendido por su reacción ante mi cámara. Su cara de terror y sus lágrimas, evidencian la tragedia que deben de soportar esta generación. En lugar de jugar, como deberían de hacer los niños de su edad, crecen y viven con miedo en unas condiciones de extrema pobreza, donde falta casi de todo“, narraba Schullhoff para el Daily Mail.

Sin embargo, el gesto de esta pequeña no ha sido el único captado por las cámaras, ya que unas semanas antes el periodista y fotógrafo Osman Sagirli capturaba esta imagen en el campo de refugiados de Atmeh:

La imagen fue publicada en Twitter por la fotógrafa Nadia AbuShaban, conmocionando al mundo por la dureza de la instantánea, acompañada por el siguiente comentario:

“Un fotoperiodista tomo esta fotografía a una niña siria de 4 años, pensó que éste llevaba un arma en lugar de una cámara, y por eso levantó las manos

Sin duda dos imágenes duras que nos gustaría que no volviesen a repetirse jamás, ya que todos los niños deberían vivir sus primeros años siendo precisamente eso, niños.

Vía: Daily Mail

Publicado en Miscelánea