Planear un viaje para dos, no es tarea fácil, buscáis relajarnos, descansar, desconectarnos de la rutina, pero fundamentalmente, necesitáis encontrar el romanticismo, para encender esa llama del amor. Si los dos os gusta viajar será increíble.

Aquí os dejo algunos destinos románticos que no os podréis perder de visitar con tu pareja.

Para los que aman la naturaleza viajar a Big Sky, Montana se convertirá en una aventura. Muy cerca de del parque West Yellowstone Park te harán sentir la inmensidad de la naturaleza, te podrás encontrar con bisontes, carneros de las Rocosas, lobos o osos. El invierno te permitirá disfrutar de excursiones en trineo tirado por perros, y en el verano podrás bajar en balsa por el cañón Gallatin Canyon. Los alojamiento romántico son muchos, a cual más bonito, tendréis para elegir. Otra opción para los más osados son las tiendas de campaña, también encontrareis pintorescas cabañas o ranchos cerca de Yellowstone.

Si buscáis adrenalina Río de Janeiro en Brasil es el lugar.

Las playas de Copacabana ofrecen variadas opciones deportivas, futvólei (es como el conocido vóley de playa pero con los pies), gimnasios al aire libre, SightRunning. Todas opciones para una pareja muy activa y deportiva. Luego podrás disfrutar de las cenas románticas en la playa, inundadas de música y comidas adecuadas. Los atardeceres que te ofrece la orilla del mar son mágicos.

Si viajas a Brasov en Rumanía, difícilmente queráis volveros, esta pequeña y romántica ciudad de calles empedradas, con cálidas cafeterías y coloridos escaparates, os hará sentir como en un cuento de hadas. A pocos minutos de la ciudad, podréis visitar el Castillo de Drácula, donde encontrareis los príncipes que lleváis dentro. No podréis dejar de visitar la Iglesia Negra, ni perderse el viaje en teleférico que os llevara a lo alto del monte Tâmpa.

Un atardecer de película en las playas de Puerto Plata que es uno de los destinos menos turísticos pero el más paradisíacos de la República Dominicana. Podréis disfrutar de las fiestas nocturnas a ritmo de merengue, acompañado por un sorbito de Mamajuana, licor dominicano famoso por ser sumamente afrodisiaco.

Y si el dinero no es tu problema encontraras en La Polinesia francesa grandes hoteles lujosos con cabañas y playas privadas. , nadar entre los peces de colores, tomar mojitos tahitianos y hasta sobrevolar en helicóptero el Monte Otemanu. Todo esto rodeados de hermosos paisajes imperdibles de visitar.

Has de tu viaje romántico, un viaje único, soñado y muy especial.

Publicado en Cultura y ocio