La vida en silla de ruedas es mucho más complicada de lo que podemos imaginar. Para alguien que no tiene problemas de movilidad, es difícil percatarse de la cantidad de barreras con las que se encuentra una persona con esta discapacidad motora a diario.

El simple hecho de conducir un coche ya es un problema muy grande. Encontrar un vehículo adaptado o simplemente acondicionar uno puede suponer un gran problema para el bolsillo.

Stacy Zoern es CEO de Community Car Inc. y ha usado silla de ruedas toda su vida. Esto hace que sea totalmente consciente de lo que supone conducir para una persona en su situación.

En 2010, Stacy descubrió una empresa en Hungría llamada Kenguru que estaba trabajando en un coche eléctrico especialmente pensado para gente en silla de ruedas. Desde ese momento se asoció con ellos y eso ha dado lugar a la creación de los primeros modelos de Kenguru car.

Estos vehículos están pensados para que sean utilizados por personas que necesitan utilizar una silla de ruedas. Su portón trasero se abre automáticamente y una pequeña rampa se coloca para poder subir sin ningún problema.

Kenguru es un vehículo monoplaza que funciona con motor eléctrico, por lo que además es muy ecológico. Puede alcanzar una velocidad punta de unos 40 km/h y su autonomía se sitúa en cerca de 90 km. Realmente está pensado para moverse por la ciudad rápidamente y sin problemas.

Kenguru cuesta 24.995$, lo que puede parecer caro, pero adaptar un coche cualquiera para ser utilizado por alguien con silla de ruedas suele costar entre 40.000$ y 100.000$.

El vehículo se encuentra en fase de prototipo y todavía no es posible adquirirlo, aunque Stacy espera poder tener el modelo definitivo y ponerlo pronto a la venta. En el siguiente vídeo podréis ver como funciona Kenguru.

Fuente: Kenguru, Tip Hero, Articuló por La Voz del Muro

Publicado en Miscelánea