Duncan es un boxer que sólo tiene las patas delanteras. Nació con ellas gravemente deformadas y tuvieron que amputárselas. Aunque tiene una silla de ruedas adaptadas, no le gusta usarla, prefiere correr.

Los animales se ven entre ellos como iguales, no hacen diferencias cuando alguno tiene una discapacidad ni sufren por tenerlas. Símplemente son felices.

Publicado en Miscelánea

Si te gustó compártelo: