A veces tendemos a juzgar los libros por sus portadas, al igual que ocurre con las personas. Quizá por eso, cuando los cuatro integrantes de Linkin Bridge subieron al escenario, todo el mundo creyó que no era más que un grupo de tipos duros. Al final resultó que detrás de la apariencia de estos vocalistas de Kentucky, EE. UU., se escondía un talento sorprendente.

De hecho, todos los prejuicios despertados desaparecieron en el momento en que comenzaron a cantar, ¡a acapella!, una de las canciones más dulces, entrañables y hermosas que se hayan escrito jamás. Me refiero a Somewhere Over the Rainbow, que formó parte de la banda sonora de El Mago de Oz, y que fue interpretada genuinamente por Judy Garland.

Como os decía, Linkin Bridge luce una apariencia dura, pero sabe transmitir cantando como nadie. Sus voces se entrelazan para crear unos efectos vocales sorprendentes, dando nuevos giros a la versión del tema que estamos acostumbrados a escuchar.

Tal fue la sorpresa con sus enormes talentos, así como la ovación levantada, que los jueces únicamente les brindaron elogios. ¡No te lo pierdas!

Original: America’s Got Talent

Publicado en Cultura y ocio