Corremos el riesgo de que algún lector italiano ponga el grito en el cielo con la siguiente receta, pero debemos decir que, a pesar de no prepararse de la forma tradicional, esta manera de cocinar la pasta al horno queda riquísima.

Su principal ventaja, tal y como sucede con una lasaña, es que la salsa y la pasta cocerán juntas concentrando todo el sabor.

Para cocinar la pasta al horno, solo necesitaremos seguir unos sencillos pasos previos y luego añadir una buena salsa con la que cocer la mezcla durante unos 20 – 30 minutos.

pasta al horno 10

Efectivamente, sacrificaremos la rapidez de la cocción de la pasta en favor de la comodidad, ya que este tipo de recetas es ideal para preparar para cenas con amigos pues permiten disfrutar del aperitivo mientras se cocinan solas.

Cómo preparar pasta al horno

1.Elige tu tipo de pasta

pasta al horno 3

El tipo de pasta queda a tu elección. Puedes elegir macarrones, plumas, mariposas, pipas, o cualquier otra. Incluso puedes elegir pasta rellena.

Una de las mejores cosas que tiene la pasta al horno es que es una estupenda receta de aprovechamiento, ya que no hay problema en combinar los restos de varios tipos de pasta mientras solo se lleven un par de minutos de cocción entre ellos.

2. Remojar la pasta antes de cocinar

pasta al horno 4

La pasta necesita hidratarse durante el proceso de cocción. En este caso, e igual que hacemos con las placas de lasaña, remojaremos la pasta en agua caliente con sal durante 30 minutos. Con agua caliente del grifo es suficiente y de esta forma nos ahorraremos el gas o la electricidad necesaria para hervir el agua.

Deberemos remover ocasionalmente para evitar que se peguen, y transcurrido el tiempo, obtendremos una pasta blanda pero entera, casi al dente.

3. Elige o haz tu salsa principal

pasta al horno 6

Una pasta al horno necesita de un a buena salsa para acompañar y, para ello, te proponemos varias salsas básicas que combina muy bien con la receta. Aún así, todas deben cocinarse previamente en base a su receta o, en su defecto, pueden comprarse hechas.

A continuación, te damos algunas ideas en base a sus ingredientes y texturas.

Cremosas: puedes crear una deliciosa salsa triturando calabaza asada y nata. O una salsa de nata, cebolla, queso mascarpone y jamón york resulta perfecta.

pasta al horno 5

Frescas: La salsa de pesto tradicional es una explosión de sabores y muy sencilla de cocinar. También hay quien revuelve la pasta con espinacas, queso y nata.

Yo adoro la alcachofa. La corto ya cocida en laminas y salteo con ajo, jamón y limón. Después la revuelvo con la pasta y con queso parmesano y al horno. Deliciosa, y más si eliges raviolis rellenos de jamón serrano.

pasta al horno 7

Roja y picante: La pasta al horno combina genial con la salsa boloñesa tradicional, marinara o con la putanesca.

A mi me gusta con una salsa rápida de berenjena, que preparo con bastante éxito. Solo debes pochar una cebolla en una sartén, cuando comience a dorar añadir una berenjena cortada en daditos y dejar que cambie de color. Cuando esté blandita, añade carne de ternera picada y cuece tres minutos. Añade un chorrito de vino y después una salsa casera de tomate. Cuece a fuego lento durante 40 minutos y añade, si quieres, un poquito de picante. Mezcla con la pasta hidratada, queso, y al horno.

4. Añade algunos complementos

Si deseas hacer de tu pasta al horno un plato más contundente, puedes añadir a tus salsas otros ingredientes para que cuezan en el horno. Por ejemplo, el pollo deshilachado combina muy bien con la salas de calabaza. O trocitos de zanahorias y coliflor si prefieres una receta vegetariana. Salchicha con la nata. Setas con la espinaca. No te olvides de los frutos secos y las hierbas aromáticas.

Siento decirte que no hay una regla clara sobre si los complementos deben estar cocinados o crudos pues depende del tipo de ingrediente. Yo suelo cocinarlos poco para que terminen de hacerse en el horno. Algunos, si son de cocción rápida (espinacas, champiñones laminados), los añado crudos.

Experimenta, inventa recetas y, sobre todo, aprovecha los ingredientes que estén próximos a perecer. De esta forma ahorrarás dinero.

Recuerda: el limite lo pone tu imaginación.

5. Cocina la pasta

pasta al horno 8

Escurre el agua de la pasta en remojo, añade tu salsa, hierbas aromáticas y los complementos que desees. Revuelve bien hasta que todo se mezcle y corrige el punto de sal si fuera necesario.

Engrasa una bandeja para el horno con un poco de aceite de oliva y vuelca la pasta en ella. Coloca trozos de queso por allí y allá o espolvoreado por encima.

pasta al horno 9

Con el horno ya precalentado 200 grados, introducimos nuestra bandeja. Dependiendo de los ingredientes escogidos y del tipo de salsa, tendremos que hornear de 25 a 30 minutos. Sabrás que la pasta estará lista cuando un olor delicioso salga del horno.

pasta al horno 1

El tiempo de cocción varía dependiendo del tipo de horno y de si este tienen función turbo. Pero no te preocupes, es cuestión de cogerle el punto. En cualquier caso, no te olvides de colocar la bandeja para gratinar durante los últimos minutos.

pasta al horno 2

¡Y listo! Ya puedes disfrutar de todo el sabor de la pasta con la comodidad y cremosidad de las recetas de horno.

Fuente: food52.com

Publicado en Cocina