Si alguna vez vais de visita a la montaña de Phoenix, que se encuentra en Dongbei (China), no se os olvide visitar a este vendedor de dulces mochi.

Este vendedor trabaja con miles de abejas que le persiguen allá donde va, incluso a su rodillo de la masa. Suerte que el comerciante está protegido.

La razón de esta compañía es porque los dulces llevan por dentro una capa de azúcar y sésamo negro. Es por ello que las abejas se sienten atraídas, pero eso no es motivo de disgusto para este mercader, ya que les deja hasta formar parte del relleno.

Verlo en directo es todo un espectáculo, pero puede ser que para nosotros nos dé cierto reparo a probarlo. Sin embargo, los clientes suelen repetir porque dicen que es de los mejores que se venden por la zona.

¿Lo probarías?

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
http://www.viralistas.com/asi-prepara-los-pasteles-este-vendedor-callejero-te-comerias-uno/