Todos hemos padecido alguna vez insomnio, ya sea porque no podíamos dormirnos o porque en mitad de la noche nos despertábamos y luego no podíamos volver a dormirnos.

Nuestro descanso nocturno es fundamental pues el no dormir bien genera malestar psicológico como cambios de humor, desgaste de la vida social, problema en el trabajo pues no rendimos como anteriormente además de diversas quejas somáticas y fatiga diurna.

A lo largo del día tomamos ciertos alimentos que nos activan como son el café, té o bebidas excitantes y alcohólicas, reducir su consumo puede ayudar a mejorar nuestro descanso sobre todo por la noche.

Hoy queremos proporcionaros algunas pautas para favorecer un buen descanso nocturno:

Regula tus horarios: sabemos que es difícil pero intenta levantarte y acostarte siempre a la misma hora. Da igual a la hora que te hayas dormido, si hoy has dormido poco y duermes durante el día, por la noche volverás a dormir mal. Levántate a la hora marcada y por la noche vete a la cama a esa hora que has decidido.

Realiza ejercicio a media tarde. Esto te ayudará a estar más cansado a la hora de irte a la cama. No lo realices antes de acostarte pues te activara.

Cena ligero. Evita cenas copiosas o escasas. Las cenas muy generosas no favorecen un buen descanso nocturno pues nuestro cuerpo estará haciendo la digestión en vez de concentrarse en dormirse.

Aleja los aparatos electrónicos. Estos activan tu cerebro y eso no propicia el sueño. Puedes leer algo tranquilo o realizar algún tipo de respiración para inducir al cuerpo a una mayor relajación.

• Busca una rutina para cuando vayas a irte a la cama. Suele funcionar tomar una bebida templada e ir al cuarto de baño, así evitaremos levantarnos una vez dentro en la cama.

No eches siestas. Solo van a dificultar que por la noche se concilie el sueño pues estaremos descansados y nos constará mucho más dormirnos, estos generará nerviosismo y activación.

Todos hemos tenido una mala noche, lo importante es no darle demasiada importancia y levántarnos a la hora programada para así por la noche irnos cansados a la cama. Después de comer suele entrar sueño, intentar realizar alguna actividad que no te requiera mucha atención pero que te mantenga despierto.

Las alteraciones del sueño influyen sobre nuestro sistema inmune y lo debilitan, por lo tanto dormir bien nos previene de enfermedades, además estamos de mejor humor y nuestras relaciones familiares y sociales se verán beneficiadas ya que tendremos más ganas de relacionarnos y ánimo positivo. Ayuda a regular nuestro apetito evitando fluctuaciones en nuestro peso. Nos facilita la consolidación de nueva información, se dice que cuando dormimos retenemos información que hemos aprendido ese día.

Publicado en Salud