Cada país tiene su propia idiosincrasia y, por ello, impone sus propias normas. Algunas nos gustarán más y otras menos, pero no por ello van a dejar de existir.

Whitby goths

Sin embargo, a menudo algunos países parecen pasarse de la raya, sobre todo cuando los asuntos religiosos acaban entrando en las rutinas diarias de cada individuo. Y eso es precisamente lo que acaba de pasar en Irán.

Prohibidos los peinados satánicos y los tatuajes

Y es que el Gobierno del país, de religión mayoritariamente islámica, acaba de imponer mediante ley algunas normas de conducta, comportamiento y, sobre todo, estética. Y entre esas normas figura la prohibición, por ejemplo, de que los hombres lleven el pelo de punta, algo que desde el Gobierno consideran que representa un “peinado satánico”. De hecho, las peluquerías que se presten a realizar estos peinados perderán su licencia de actividad inmediatamente.

Pero no acaba ahí la cosa. El Ejecutivo iraní ha decidido también prohibir los tatuajes… e incluso la depilación de cejas, una serie de medidas que han sorprendido a muchos. Sin embargo, para el ministro encargado de estas reformas, las nuevas medidas van encaminadas a que los jóvenes iraníes “no imiten los modelos accidentales”.

Vagones de Metro sólo para mujeres

La nueva ley también contempla una norma que ya lleva tiempo establecida: la segregación de hombres y mujeres en el transporte público. Por ello, hace ya tiempo que los trenes de Metro disponen de vagones para uso exclusivo de mujeres.

Todas estas normas, según el Gobierno de Irán, pretenden que todos y cada uno de los ciudadanos del país respeten “las regulaciones del estamento islámico”. Habrá que ver si todos los ciudadanos acaban cumpliéndolas.

Publicado en Miscelánea