Aunque los tatuajes siempre han estado asociados a la decoración del cuerpo, poco a poco empezamos a ver más usos de este tal como os comentábamos hace unos días con los tatuajes que se utilizaban para tapar cicatrices. Pero lo último que se nos hubiera ocurrido es que los tatuajes pudieran servir para recuperar el aspecto de la piel que ha sufrido quemaduras, con el llamado “tatuaje terapéutico” hasta conocer el caso de Samir Omar, una joven de 17 años.

Desgraciadamente, Samir fue víctima del bullying cuando varios compañeros suyos arrojaron agua hirviendo sonbre su cara, abrasando la piel y haciendo que esta perdiera su pigmentación una vez recuperada. Gracias a los tatuajes de Basma Hameed, una de las pioneras en este tipo de aplicación, Samir ha recuperado su aspecto.

*esta técnica sólo debe ser aplicada / autorizada por profesionales médicos. No todas las pieles pueden tatuarse tras sufrir quemaduras o algun tipo de trauma.

Original: CBC News

Publicado en Ciencia