En Kensington, Philadelphia, un anónimo grabó una desgarradora escena cuando subieron al autobús una madre y su hija en una de las paradas de un barrio de la ciudad conocido como “Badlands”, uno de los lugares más afectados por la droga. En el video, se ve como la pequeña intenta mantener despierta a su madre, evidentemente drogada.

Publicado en Miscelánea

Comparte este video: