Hace un año os hablamos del caso de Ronnie Bower, un joven estadounidense que llegó a pesar 306 kilos y que tras un cambio de hábitos de vida, alimentación saludable y ejercicio logró perder 180 kilogramos en dos años.

Un ejemplo a seguir para todas aquellas personas que, con obesidad u obesidad mórbida, deciden embarcarse en este arduo proceso de cambio y descubrimiento personal.

El último desafio

perdida_de_peso_2

Todo comenzó tras una visita al médico, quien le advirtió que de seguir con sus malos hábitos no lograría cumplir los 35 años. Ronnie sabía que debía hacer algo y que debía hacerse bien, por eso se alejó de las dietas milagro y los gurús de internet y se puso en manos de profesionales.

Con un plan a largo plazo, el joven combinó el ejercicio físico y una buena alimentación como fórmula para su pérdida de peso. Sin embargo, su principal arma fue cambiar su hábito de vida sedentario por uno más saludable; solo así conseguiría mantener los logros una vez alcanzado su objetivo.

Dos años de largo trabajo y constancia lograron que se situara en su peso idóneo. Sin embargo, a pesar de su esfuerzo, hubo algo que Ronnie no pudo cambiar: el exceso de piel.

perdida peso

El exceso de piel en personas antes obesas que han logrado perder peso no es solo un problema estético, sino que continua siendo un problema de salud. La piel es un órgano vivo que puede dañarse, rozarse e infectarse; que requiere cuidados e hidratación y que en caso de accidente puede complicar una operación o enmascarar una hemorragia interna. Del mismo modo, sigue siendo un exceso de peso y volumen que afecta a la agilidad y las articulaciones, y es que la cantidad de piel retirada puede pesar entre 10 y 25 kilos.

Por estas razones, Ronnie ha tenido que hacer frente a este último desafío sometiéndose a una operación mayor para cerrar, por fin, este capítulo de su vida.

Original: Man Who Credited Taylor Swift to Losing 425 Pounds Gets Excess Skin Removed

Publicado en Salud