De “inaceptable” ha calificado el editor jefe del medio nacionalista húngaro N1TV, Szabolcs Kisberk, el comportamiento de una operadora de cámara llamada Petra László, mientras grababa la huída de un grupo de refugiados sirios de la policía en el acceso fronterizo de Röszke.

En las imágenes se puede ver a la reportera asestando una patada a un niño y a una niña de nacionalidad siria, y poniéndole la zancadilla a un hombre mientras huía con su hijo en brazos, haciendo que ambos caigan al suelo.

Al parecer, la N1TV, cadena para la que trabajaba esta reportera, guarda estrechos lazos ideológicos con el partido ultraderechista Jobbik. Además, varios partidos de la oposición, Együtt-PM y la Coalición Democrática, planean presentar una denuncia contra László, quien podría enfrentarse a una condena de hasta 5 años de prisión, según The Guardian.

El vídeo fue publicado en Twitter por Stephan Richter, un reportero del canal de televisión alemana RTL. Desde entonces, las imágenes se han vuelto virales y están dando mucho que hablar en las redes sociales, pues incluso se han llegado a crear grupos de Facebook contra el comportamiento ofensivo de Petra László.

Fuente: S.R. Hadden

Publicado en Miscelánea