Hay personas que afirman ser visitados durante la noche por entidades perturbadoras apoderandose de ellos causandoles paralisis, asfixía y mucho terror durante las largas noches, estas figuras más negras que la propia oscuridad son descritas en las historia de diferentes formas, algunos ven a la entidad de un perro muy grande y peludo, otros la silueta de un ser muy alto y delgado, además de muchas otras formas terroríficas, pero todos coinciden en algo, estas siluetas, entes de bajo astral o como queramos llamarlos, como dije antes desprenden una oscuridad más negra y profunda que la propia noche, distinguiendolas así perfectamente dentro de tu habitación, al lado de tu cama en plena madrugada.

En planetamisterio te contamos más al respecto. Según la experiencia de quienes la sufren estas sombras inquietantes en algunas ocasiones interactuan con las personas que las ven, algunos oyen susurrar su nombre en plena oscuridad, otros sienten como son tocados por manos invisibles que estiran de sus brazos o piernas mientras duermen placidamente, momentos despues de despertar sin ninguna causa.

Pero lo peor está por venir, otras personas, personas que viven su día a día con temor a que llegue la noche, describen a una presencia como dije antes muy oscura, subirse encima de llos mirandolos fijamente, dejando a sus víctimas aterrorizadas, no solo por su presencia en la noche dentro de su habitación, si no también por la impotencia que sufren al ser paralizados por esta entidad que recordemos se ha subido encima de el mientras rteposaba en su cama, incluso llegan a sentir asfixia impidiendoles respirar, poco a poco se desvanece y todo vuelve a la normalidad, siendo muy conscientes de lo que le acaba de suceder.

Estando ya perfencatamente despierto aun pueden sentir un ambiente cargado dentro de sus habitaciones, además de la sensación de que aun esa presencia aunque no puedan verla sigue ahí, acechandoles hasta que llegue la noche y vuelvan a dormir.

A continuación en planetamisterio voy a contaros mi propia experiencia en relación a este tema.

Era el verano de 2015, Agos, mucho calor y el aire acondicionado funcionaba a máxima potencia. Rondaban las 4:30 de la tarde cuando me acomode en el sofá a ver yna película con mi mujer, como no de terror. Según transcurría la película y mientras el viento frio que expulsaba el aire acondicionado me daba en el rostro aquella tarde calurosa de verano, fui entrando en un estado de relajación y mis ojos se iban cerrando poco a poco cada vez más.

Antes de continuar quiero señalar algo importante y no muy común en estos casos que se suelen dar por la noche a cietas horas, sobre todo cuando rondan las 3:00 de la madrugada, la hora del tiempo muerto o la hora del diablo, sucediendome a mi en pleno día a las 4:30 de la tarde.

Como iba diciendo anteriormente sentia mucho sueño y los ojos se cerraban solos ya que la noche anterior fue una de esas noches raras, extrañas, esas noches en las que nos despertamos muchas veces sin saber en que posición ponernor, pasando la noche sin pegar un ojo.

Justo antes de quedarme dormido empecé a dejar de sentir en mi rostro en l freco aire que producía el aparato de refrigeración, sufriendo un aumento de temperatura que provoco que hiciera que comenzara a sudar haciendo que me despertara abriendo los ojos de par en par. Lo primero que mis ojos captaron fue lo normal, la puerta y pared de la cocina que quedaba frente a mi, a varios metros, pero esa imagne, esa fotografía captada por mis ojos duró muy poco, apenas un escaso segundo, cuando de repente una silueta delga y muy alta que tenía que encorvarse para no tropezar en el techo, apareció de una de los lados de detrás de la puerta de la cocina que estaba abierta y que quedaba como dije antes frente a mi.

Llegados a este punto quiero aclarar otra cosa, mientras me sucedía esto era como si yo estubiera solo en el salón, no veía a mi mujer sentada a mi lado mirando la televisión, estaba solo ante aquella aterradora sombra, espíritu, ente o lo que fuese.

Como iba diciendo este ser más oscuro que la propia noche apareció en la cocina en ese momento, solo en unas milésimas de segundo la criatura me miró con unos ojos muy rojos y se avalanzó sobre mi que estaba entre acostado en el sofá, sentía un peso enorme que me impedia moverme, además de unas manos grandes y muy frías que apretaban mi cuello asfixiandome.

Todo esto duró muy pocos segundo desvaneciendose de mi vista muy rápido, apareciendo frente a mi la cara de mi mujer que aterrada por mi rostro de angustía y terror intentaba despertarme de ese mal sueño que para mi fue muy real. Lo mas increible es que en ningún momento sentí haberme quedado dormido, siendo absolutamente real, quedandome es sensación extraña como de a ver estado en otro lugar por unos instante y algo extraño, terrorífico, fantasmal y muy perturbador me atacara.

¿Nos visitan entidades mientras dormimos? ¿Os ha pasado algo parecido?

Si es así cuentanoslo en los comentarios.

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
http://planetamisterio.net/