A veces, las cosas más sencillas son las más sorprendentes. Prueba de ello es la iniciativa de un padre, quien no solo ha dejado a sus hijos boquiabiertos con el regalo de Navidad de este año, sino a miles de internautas de todo el mundo.

Al parecer los niños, que comparten cuarto de juegos, querían un ordenador nuevo cada uno. Si se tienen los recursos adecuados y los niños se lo merecen, ¿por qué negárselo?. Además, los ordenadores se han convertido en una herramienta fundamental en su educación, no como cuando nosotros íbamos a la escuela.

Por tanto, el padre no solo les compró los equipos, sino que dejó volar su imaginación para sorprender a sus hijos de la forma más especial, convirtiendo la sala de juegos en el lugar del que ningún niño querría salir. Veamos todo el proceso:

Todo comenzó pintando las paredes destinadas a albergar los ordenadores de color blanco. Más tarde descubriréis por qué este color y no cualquier otro

padre_habitacion_1

En un par de tableros de madera cuadrados, dibujó lo que serían las alas del dragón…

padre_habitacion_2

…que después cortaría con la sierra de calar cuidadosamente

padre_habitacion_3

Una vez cortada, lijó todos los bordes de las alas para eliminar las imperfecciones

padre_habitacion_4

Del mismo modo que con las alas, dibujó y cortó la cabeza del dragón. Por tanto, esta figura constará de tres piezas separadas

padre_habitacion_5

Para su hija, sabiendo que le apasiona Hello Kitty, decidió cortar un tablero con la forma de la cabeza del gato, dejando el hueco con el espacio para el monitor

padre_habitacion_6

También cortó las dos piezas que forman el lazo de Hello Kitty

padre_habitacion_7

Una vez tuvo todas las piezas recortadas y lijadas, les dio varias capas de pintura blanca

padre_habitacion_8

Para dejar las superficies perfectamente listas, el padre eliminó las imperfecciones de la madera utilizando masilla Bondo, que más tarde lijaría para dejarlo todo por igual

padre_habitacion_9

Como veis, todas las superficies quedaron prácticamente lisas y perfectas

padre_habitacion_10

Para fijar las piezas a la pared, utilizó paneles de aglomerado y tornillos lo suficientemente fuertes para aguantar todo el peso. Además incluyó unas luces LED por todo el perímetro de Hello Kitty y le pintó el lazo de color rosa. El cableado del monitor del pc queda oculto tras el propio monitor y por debajo de la mesa

padre_habitacion_14

En el caso del dragón, el padre siguió el mismo procedimiento. Como las tres piezas -alas y cabeza- iban separadas, utilizó aglomerado para unirlas y para fijar todo a la pared. El monitor se encargaría de ocultar esta unión antiestética. Además, también rodeó el perímetro de toda la figura con luces LED

padre_habitacion_15

¿Ahora entendéis lo de los colores blancos en la pared? El contraste de las luces LED, las dos figuras y las paredes en blanco, crean un ambiente maravilloso que consiguió encandilar a los pequeños

padre_habitacion_11

El padre también aprovechó para mostrarnos el regalo de la Navidad de 2013. Cuenta que decidieron instalares un tobogán en el cuarto de juegos, con acceso desde la escalera, para esos días lluviosos en los que los niños no pueden salir de casa

padre_habitacion_12

Recordad que siempre podéis hacer diseños completamente distintos y no solo para los niños, ya que con estos paneles podéis crear un ambiente lounge donde queráis

padre_habitacion_13

Si os han gustado la remodelación de este cuarto de juegos, quizá os interese echar un vistazo a las 8 reformas más curiosas que haya visto una casa, o como convierten un búnker de la Segunda Guerra Mundial en un bungalow encantador.

Vía: imgur, traducción y adaptación elaborada por La Voz del Muro.

Publicado en Hogar