Parece que hay muchas personas que olvidan que para vivir en comunidad hay que respetar unas normas de civismo. Acatarlas nos hace vivir en sociedad de manera mas cómoda, y nos convierte a todos los individuos en semejantes, excepto para algunos como la “sexagenaria” Esperanza Aguirre que piensan que la obligación de cumplirlas es sólo para los mortales.

Hace unos días compartíamos un vídeo en el que se le preguntaba a la gente por qué había estacionado en los aparcamientos para discapacitados. En el vídeo que acompaña a este artículo, el fin es similar, aunque los medios son distintos. La intención de su creador es el de darles una lección a los conductores que estacionan sus vehículos ocupando varias plazas, pintando una raya sobre su coche.

La pintura se limpia fácilmente, por lo que todo es una broma positiva para que la próxima vez se lo piensen dos veces antes de no pensar en los demás.

Original: Simple Misfits

Publicado en Miscelánea