Lo hemos repetido hasta la saciedad, tener un huerto urbano no solo te relajará y devolverá el control sobre una parte importante de lo que comes, sino que además te puede hacer ahorrar mucho dinero. 

Incluso ganar algunos ingresos extra, vendiendo tu producción entre tus familiares y amigos. De hecho, existe una gran variedad de plantas que pueden rentabilizar tu inversión desde la primera cosecha. Veamos algunas de ellas.

Tomates

Pixabay

¿Te has fijado en el precio de los tomates? Hasta los baratos de ensalada -aquellos que no saben a nada- están caros, no hablemos ya de variedades tan sabrosas como el raff, el kumato o el corazón de buey. Por eso es muy buena idea plantar tomates.

Las tomateras son plantas solaceas de gran crecimiento, pocos cuidados y excelente rendimiento. Los frutos crecen en racimo y se puede obtener tanta cosecha como para vender o regalar a tus amigos y vecinos. 

Pixabay

Las plántulas más comunes apenas cuestan unos 20 o 50 céntimos, las más crecidas menos de 2€ y las variedades raras menos de 5€, pero todas ellas te devolverán unos 50/70€ en tomates lo que supone un rendimiento de un 1.300% de tu inversión. Nada mal, ¿verdad?

Hierbas aromáticas

Pixabay

Una bandejita de cilantro, perejil, hierbabuena o albahaca fresca puede costar unos 2€ o más, lo mismo que una planta entera. 

Afortunadamente, las hierbas y plantas aromáticas crecen con mucha facilidad, permitiéndonos cosechar la misma cantidad de la bandejita todas las semanas. Es decir, te devolverá el 100% de tu inversión en un par de semanas y así, durante el resto del verano. ¡Ah!, y también puedes secarlas para aderezar tus platos en invierno. 

Pixabay

Además, son decorativas, pueden plantarse entre medias de otras plantas más exigentes y protegerlas del ataque de plagas gracias a sus ricos aromas. ¿A qué esperas? 


Pimientos

Pixabay

Al igual que los tomates, si tu clima es propicio, los pimenteros te devolverán su precio con creces. 

Pixabay

Italiano, de padrón, piquillo, picantes… Existe una gran variedad de pimientos y, por regla general, todos crecen muy bien. Por no mencionar que, en caso de excedente, podrás secarlos o hacer conserva para el invierno. 

Lechuga, espinacas, acelgas, canónigos y rúcula

Pixabay

Estas plantas de ensalada son una gran opción a tener en cuenta, ya que pueden regenerare una vez cortadas y continuar dando brotes durante meses. 

Pixabay

Variedades no provechosas

Pixabay

No todas las plantas son una gran inversión para un huerto pequeño o urbano. El maíz, por ejemplo, no compensa el espacio para el fruto que da, por eso es mejor cultivarlo en plantaciones. Además, su precio en en el supermercado no es muy alto. Lo mismo ocurre con las legumbres, su bajo precio no compensa el esfuerzo. 

Respecto a las patatas, depende del espacio que tengas. Cultivarlo es sencillo y poco exigente, pero puede que, si vas corto de espacio, prefieras plantar una tomatera más.

Y tú, ¿sabes de alguna otra planta que resulte excelente en el huerto? Cuéntanos en los comentarios

Publicado en Verde