Un encuentro completamente inusual entre un animal salvaje y un humano tuvo lugar en el Puerto del Oro en Georgia del sur.

Una mujer se sienta cerca de un grupo de elefantes marinos mientras una joven hembra se acerca curiosamente a ella.

Parece que la foca se siente tan a gusto con con la chica que incluso intercambian unos cuantos besos.

El vídeo se alarga hasta cinco minutos en los cuales el animal no tiene interés ninguno en apartarse de la turista.

Publicado en Animales