Muchos profesionales no admiten animales en sus locales. En muchos casos se puede llegar a entender, pero hay en uno en el que es inadmisible y así nos lo muestra la Asociación Noruega de Ciegos en este anuncio.

“Podría haber sido peor, es sólo un perro que quiere guiarnos”
dice la última frase al final del video

Publicado en Miscelánea

Si te gustó compártelo: