Un niño de nueve años se ha convertido en uno de los novios más jóvenes del mundo por segunda vez al casarse con su esposa de 61 años. Unos centímetros más alto que en la boda del año pasado, el pequeño Sanele Masilela agarró de nuevo la mano de Helen Shabangu mientras repetían sus votos un año más tarde en Tshwane (Sudáfrica). Sanel se casó con su novia Helen después de afirmar que había sido informado por sus antepasados ​​muertos de que tenía que casarse.

El supuesto matrimonio se consolidó con una ceremonia para reafirmar el amor que sienten frente a 100 invitados, incluido Alfred Shabangu, de 66 años, marido de la novia. “Mis hijos y yo estamos felices porque no tenemos problemas con que se case con el chico”, explicó.

“Un día de estos, Saneie crecerá para ser normal y tener su propia familia y se casará algún día. Toda esta ceremonia es para hacer felices a los ancestros. Estamos jugando”

Explicó la mujer.

Original: Barcroft TV

Publicado en Miscelánea