El pasado 2 de diciembre de 2016, los agentes de policía del municipio de Tierralta, en Colombia, se personaron en el domicilio de una joven madre de 22 años y sus tres hijos para verificar el estado de los menores. 

Hasta donde sabemos los agentes entraron en la vivienda familiar de sorpresa y con la cámara grabando para comprobar la situación. Nada más penetrar en el patio de la residencia, encuentran a un niño de 2 años de edad maniatado en un poste de madera bajo el inclemente sol de verano. Inmediatamente, la madre, se echa a llorar desesperada argumentando que ha castigado al niño solo un momento.  Aquí las imágenes: 

Los agentes liberan al niño y trasladan al hospital, descubriendo a través de una inocente conversación todos los maltratos y vejaciones que ha sufrido. 

El niño explica que le pega, no le da de comer, no le cambia la ropa y le ata porque hace todo “malo”. 

El testimonio es realmente conmovedor y en él narra que tiene hambre, golpes y cardenales, cómo le han pegado con la escoba, le han cortado las pestañas y hasta herido en un dedito. 

La defensoría de familia colombiana se ha hecho cargo del menor y sus hermanos, también menores de edad, a la espera de dirimir si el “castigo del patio” fue un hecho puntual o un maltrato reiterado. La madre fue detenida y puesta en libertad a la espera de juicio debido a que también es la cabeza de familia. Sus vecinos atestiguan que acostumbra a practicar este tipo de “castigos”. 

No somos quien para juzgar pero, a tenor de las pruebas, todo parece indicar que el maltrato es continuado y constante. No sabemos si solo contra el menor de 2 años o ejercida a todos sus hijos. Sea como sea, nos alegramos de la excelente actuación policial y de que este pequeño angelito haya escapado de sus manos. 

Nota: En video el niño asegura tener 4 añitos pero según han comprobado las autoridades su verdadera edad es de 2 años.

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
http://caracol.com.co/emisora/2017/01/07/monteria/1483802537_948687.html