Hay que respetar las opiniones, pero lo que nunca debemos consentir es que utilicen las religiones para explicar algo de lo que sólo nosotros somos responsables. El cambio climático es fruto de la industrialización y así lo ha evidenciado la ciencia. Algunos políticos, y especialmente en EEUU donde la linea que separa religión de política es a veces muy delgada, se apoyan en la Biblia para quitarnos responsabilidad sobre lo que le estamos haciendo a nuestro planeta.

Fuente 1
Publicado en Animales