La seguridad vial no es un tema para tomárselo a broma. Debemos cumplir a rajatabla con las leyes de circulación para evitar ponernos en peligro a nosotros mismo y a los demás usuarios de la vía.

Aun así, existen una serie de consejos que, si bien no son obligatorios, sí conviene conocer. Uno de ellos tiene que ver con la distribución del peso en los remolques. Este tema no acostumbran a enseñarlo en la autoescuela.

El llevar mal distribuido el peso del equipaje puede parecer una tontería, pero supone la diferencia entre conducir un vehículo de forma segura o no hacerlo. En el siguiente vídeo nos muestran la gran diferencia que esto puede suponer.

Como habéis podido ver, colocar el peso al final del remolque provoca que, en caso de imprevisto, sea mucho más difícil recuperar el control del coche. Cuando esto nos sucede en carretera, el desenlace puede ser fatal.

En el siguiente vídeo vemos cómo un vehículo sufre un pequeño percance, debido a la mala distribución, en este caso, de los pasajeros. Afortunadamente nadie salió herido, pero la cosa podía haber acabado mucho peor.

Siempre que vayáis a llevar equipaje en vuestro vehículo o remolque, recordad que debe estar bien amarrado y el peso correctamente distribuido.

Fuente: svovik1, GAESCA Artículo por La Voz del Muro

Publicado en Ciencia