Jerome Jarre, el peculiar el joven que rechazó un millón de dólares hace unas semanas dándonos una lección a todos, vuelve a ser noticia. Durante un vuelo decidió que debía sacar una sonrisa a todos los pasajeros, y sin pensárselo dos veces, maleta en mano, se fue para los aseos del avión. No queremos desvelar la sorpresa, porque lo que buscamos es que sonrías tú también. Solo adelantarte que el FBI lo detuvo, lo bajó del avión, le amenazó con no volver al país y con añadirlo a una lista de pasajeros que tienen prohibido volar en avión a nivel mundial.

Por suerte para él, fue puesto en libertad sin cargos. El veredicto de la policía fue decir que no habían visto nada parecido en todos sus años de carrera.

Original: Jerome Jarre

Publicado en Miscelánea