Muchos nos preguntamos cómo un avión tan grande puede desaparecer del mapa sin dejar rastro y más aun con el despliegue tecnológico del que se dispone en casos así. La respuesta es que desconocemos completamente cómo se comporta el Océano Índico.

Para ilustrarlo, el video que os mostramos a continuación y que publicaba thetelegraph.co.uk; donde un barco de búsqueda intenta regresar a Australia tras una lucha por escapar de las olas que azotan constantemente su casco, zarandeándolo como si de un tapón de corcho se tratase. Ahora imaginad si en lugar de un ésta colosal nave se utilizan lanchas y botes de rescate para cubrir la zona aun más rápido… Esto me recuerda la frase de que “es más accesible la superficie de la la Luna que la de algunos lugares de la Tierra.”

Publicado en Ciencia

Si te gustó compártelo: