Si DIOS no me niega, por qué lo haces tú?.Lo merezco? Sólo doy amor.Me entrego completo, a tus caprichos, a tus ilusiones, a tus sueños, a tus deseos, a ti. Te cuido, te protejo, te sirvo. Cuando me niegas, mis cimientos se tambalean, mis ilusiones se desvanecen,mi desconfianza gana terreno.Te transformas en lo que nunca quisiera, en un ser vacío, mustio, sin sombra, sin la belleza que acostumbro a ver. Negar es mentir, y mentir es jugar al diablo, con DIOS como testigo.

Me encanta verte cuando caminas, dibujando flores con la cadencia de tus caderas, levantando chispas de deseo con tus tacones, abriendo un abanico de perfume con tu pelo negro y sedoso.Me acerco a ti, te digo algo lindo al oído, sonríes, te rodeo con mis brazos, para abrazarte, me dices algo feo y me rechazas. Me estas negando. Por qué? 

Vamos caminando juntos, estamos en el Mall, se acerca una conocida, se abrazan, ríen, conversan, me aparto, me presentas como tu chofer. Me estas negando. Por qué?

Estoy en tu propiedad, trabajando, te acercas para supervisar algo, un inquilino llega, y curioso te pregunta quien soy. Tu, con tu parsimoniosa naturalidad, le dices que soy tu empleado. Me estas negando. Por qué? 

Estás bella, contemplo tu figura esbelta, toco suavemente tu piel de seda, me acerco y percibo tu olor a jardín hermoso. Con increíble rapidez, te robo un beso de tus suaves y hermosos labios. Me miras con desprecio, me rechazas con tus ojos.No querías entregarme ese beso robado. Me estas negando. Por qué? 

En la calle, me niegas, con tus amistades también,luego me dices que me amas.No comprendo. Es triste esta realidad. Solo puedo y debo alejarme cada vez un poco mas, porque no merezco que me paguen con desprecio, lo que doy con tanto amor. Pero no todas son así. Estoy seguro que hay muchas mujeres, dignas de amar que no me negarán nunca. Solo debo esperar. DIOS es grande


 

Publicado en Relatos