La ciencia que hay detrás del proceso de atracción sexual de una persona es mucho más compleja de lo que pensamos y en ella, juegan un papel significativo todos los sentidos. Aunque la mayoría de las veces todo comience por los ojos, es tan sólo el principio de un conjunto de operaciones que efectúa el cerebro basándose en el resto de información que le aportan los otros sentidos y que tienen mucha importancia también. Cómo huele una persona, que te indica el tacto de su piel, etc. son traducciones de su estado de salud y su genética que leemos involuntariamente para buscar la pareja naturalmente más capacitada. Al fin y al cabo somos animales…

Original: Ted – The science of attraction

Publicado en Ciencia