Un hombre se convierte sin saberlo en una víctima de los prejuicios y estereotipos, mientras camina con su gran bolso negro. El hombre se vuelve hacia la mujer mientras que ella le mira con curiosidad y precaución, sin darse cuenta de lo que piensa. De repente, un coche se acerca rápidamente y un grupo de policías corren hacia ellos…

Creado por DawahFilmsUK este corto nos muestra por qué no debemos fiarnos de las apariencias. Quizá las personas de las que debemos desconfiar no tienen el aspecto que esperarías.

Publicado en Miscelánea