¿Por qué poner papel higiénico en el inodoro no es buena idea?

Enlace patrocinado
por Joaquin Martin de Consuegra
el 09/11/2016 en Salud

La visita a un baño público es, en la mayoría de los casos, algo que no podemos planear nosotros mismos. Y es que cuando la llamada de la naturaleza hace su aparición, negarse no es una opción.

En ese momento, lo único que podemos hacer es buscar el baño público más cercano y rezar porque se encuentre en unas condiciones higiénicas favorables. Aun así, colocar nuestras posaderas en un inodoro en el que se han sentado cientos de personas antes, no es plato de buen gusto.

Ante esta situación, muchos optamos por crear una “barrera de protección” con trocitos de papel. Hasta hoy, esto nos parecía una buena e ingeniosa solución, pero siento deciros que, en realidad, es casi peor hacer esto.

La mayoría de la gente no cierra la tapa a la hora de evacuar el inodoro y, de este modo, los microbios acaban esparcidos por toda la habitación. El papel es un material poroso, por lo que las bacterias que lleguen hasta él tienen una mayor facilidad para adherirse a él.

Sin embargo, tanto la tapa como las paredes del inodoro son lisas. Están especialmente preparadas para que los gérmenes “resbalen” y no puedan permanecer aquí.

Esto no quiere decir que debamos ir sentándonos en cualquier baño que veamos por ahí, pero sí que es mejor idea que utilizar el propio papel del baño para crear una falsa barrera de protección.

Pero la parte que tal vez debería preocuparnos más de un baño público es el grifo. La gente utiliza el lavamanos justo después de hacer sus necesidades. Así pues, los mandos del grifo se convierten en el mayor imán de gérmenes de todo el baño público.

Pero ahí no queda la cosa. Los secadores de manos eléctricos también son grandes focos de bacterias. Al lavarnos las manos, los gérmenes residuales que quedan son expandidos por toda la habitación gracias aire que expulsan estos aparatos.

La mejor opción para evitar esto es colocar un dispensador de toallas. De este modo, al secarnos no propagaremos bacterias por todo el habitáculo.

La próxima vez que tengas que visitar un baño público, ten en cuenta estas recomendaciones. No es cuestión de alarmarse excesivamente, pero sí de tener un poco de cuidado para evitar infecciones.

Fuente: Hefty, artículo por La Voz Del Muro 

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más