A lo largo de muchos historias que hemos ido publicando en La voz del muro, hemos comprobado por qué nunca debemos fiarnos de las apariencias, y Greg Pritchard es otra de esas personas dispuestas a darnos una lección.

Greg es un joven camarero que se presentó en 2009 al famoso programa Britain´s Got Talent.

Con su aspecto tímido y estética gótica, se palpaba en el ambiente la poca confianza depositada en él por parte tanto el público como del jurado.

Pero como nada es lo que parece, cuando comenzó a cantar nadie se lo podía creer. Podían esperar cualquier cosa de aquel chico pero…¿ópera?

Una increíble voz escondía tras su extraña apariencia que dejó a todos con la boca abierta.

Este artículo apareció originalmente en otra de nuestras webs, artistasdelared.com

Publicado en Cultura y ocio