Verano. Una de las estaciones preferidas y de los mejores momentos del año. Pero sería aún mejor si no fuera por los molestos mosquitos y otros insectos, ¿verdad?

Y es que la mayoría de repelentes e insecticidas que podemos adquirir en las tiendas, además de tóxicos, no son del todo eficaces y sí bastante caros. Además, los niños son especialmente sensibles a estos productos y podrían traerles un gran número de problemas de salud, así que más vale evitarlos.

Los mosquitos, así como otros chupadores de sangre, poseen una gran cantidad de receptores olfativos que les sirven para encontrar fuentes de sangre. Pero esto también les hace especialmente sensibles a otros olores, especialmente al humo.

No uses un cañón para matar a un mosquito“. Usa los posos del café

Así pues, una manera rápida, fácil y económica de mantener a estos molestos insectos alejados de nuestras terrazas, porches o patios es quemando los posos del café, debido al fuerte olor que desprenden y a la cantidad de humo que desprenden. 

Para ello, pon un poco de café molido y seco -o los posos- en un poco de papel de aluminio y préndele fuego. También puedes añadirle una hoja de laurel seca y picada para una mayor eficacia. Este repelente natural es inofensivo para los humanos, y además no solo mantendrá alejados a los mosquitos, sino también a moscas, hormigas, babosas y caracoles.

Los mosquitos no suelen aparecer masivamente hasta la segunda quincena de junio, por lo que te recomendamos que tomes nota de este sencillo remedio y que lo tengas presente llegado el momento porque verdaderamente funciona.

Publicado en Hogar
Fuentes consultadas:
http://misstits.me/on-podzheg-kofejnuyu-gushhu-v-svoem-dvore-prichina-etomu-genialna/