Lo normal es que no veamos donde está, pues ese es su trabajo como depredador. Ocultarse. Esta habilidad muy importante para cazar, les ayuda a sobrevivir. Su total integración en el medio, su velocidad y su capacidad para esconderse los hacen expertos cazadores. Tanto es así que aunque sabemos que este animal aparece en la imagen, solo somos capaces de ver a las cabras.

Ajenas a lo que les espera las cabras están más tranquilas que tú. Agudiza tu vista y trata de encontrar a este leopardo antes de que lo revelemos en este artículo. Es toda una prueba de audacia pero merece la pena ver hasta donde seríamos capaces de llegar conviviendo con depredadores. 

Lo normal es que ahora mismo estemos como Dora la exploradora, con los ojos bien abiertos y rastreando todo. Puede incluso que tengamos una lupa en la mano para intentar facilitar la búsqueda. 

Aunque desde casa puede ser la solución, tienes que saber que una lupa no iba a salvarte en mitad del monte o la selva.

Si no lo has visto aún puede incluso que pienses que algo falla en tu vista. Vale que su piel es parecido a la tierra, pero tendría que ser más fácil encontrar un animal de este calibre en una simple imagen.  

¿Has acertado? ¡Estaba justo ahí! Acechando a las cabras, preparado para llevarse a casa la cena que había encargado. 

Ahora ya sabes que un leopardo siempre está más cerca de lo que parece. 

Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
https://ofigenno.com/naydi-leoparda