A veces lo más evidente es lo más difícil de encontrar. Ya sea por los nervios,  falta de atención o simplemente porque sí, aquello que estamos buscando se encuentra delante de nuestras narices y no somos capaces de verlo.

Nuestro cerebro es así de caprichoso y a veces interpreta la información visual como a él le parece bien. Esto ha dado lugar a situaciones tan cómicas como buscar las gafas llevándolas puestas o buscar un bolígrafo cuando lo tenemos en la mano.

Hoy traemos una imagen que es, básicamente, el reflejo de lo anteriormente mencionado. En ella hay oculto un pájaro, pero os aseguro que os va a costar verlo la primera vez.

¿Puedes ver al pájaro?

En esta fotografía hay un ave, aunque nos cueste mucho distinguirla a primera vista. Lo curioso es que  no se está escondiendo, ni es demasiado pequeña, aunque sí es cierto que su color puede dar lugar a confusión.

Al final del artículo os dejamos una foto donde puede verse claramente la posición del pájaro. Eso sí, una vez que lo encuentres ya no podrás dejar de verlo.

 

 

 

 

 

 

 

Solución:

aqui esta el pajaro camuflado solucion

Medio tapado por una hoja, este pajarito nos observa con ojos traviesos. Como podéis ver, no os mentí. No es precisamente pequeño pero, una vez más, nuestros ojos nos han jugado una mala pasada.

Fuente: acertijosymascosas, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Miscelánea