Muchos de nosotros siempre hemos soñado con viajar al espacio exterior, pero solo unos pocos podrán gozar de tal privilegio. En 2013, un grupo de estudiantes estadounidenses estuvo pensando en ello y se les ocurrió una brillante idea. Pasaron meses diseñando un globo meteorológico, lo suficientemente potente como para poder flotar sobre los bordes exteriores de la atmósfera.

Cuando estuvieron listos, acudieron al Gran Cañón de Colorado, EE.UU., para el lanzamiento. Se las ingeniaron para crear una estructura que pudiese albergar una cámara digital, que fabricaron gracias a la ayuda de una impresora 3D. Todo parecía ir sobre ruedas hasta que la cámara se perdió.

Por suerte, dos años más tarde una mujer encontró la cámara mientras paseaba. El metraje fue subido a Youtube y, poco después, la historia de estos jóvenes y su proeza saltaban a los medios de todo el mundo. Hoy os mostramos la grabación que está causando furor entre los amantes del espacio y la fotografía.

Fuente: Bryan Chan

Publicado en Ciencia