La Cactofilia

La Cactofilia es comparada a nivel mundial con una virosis benigna. Esta es muy frecuente en países desarrollados pero continúa expandiéndose a otros menos desarrollados. Esta palabra (Cactofilia) está relacionada con aquellas personas que sienten gran aprecio por las cactáceas y además las coleccionan a pequeña o gran escala. Se llama cactofílico/a a los coleccionistas de este grupo de plantas.

Además se han categorizado en diferentes grupos a los cactofílicos, teniendo en cuenta la fuerza de su afición. A continuación los tipos de cactofílicos:

– El primer grupo está conformado por aquellos coleccionistas que solo se conforman con tener pocos representantes de este grupo de plantas y conocer sus nombres científicos.

– En el segundo grupo se encuentran aquellos coleccionistas que disfrutan emprender excursiones hacia zonas donde muchos cactus crecen de forma silvestre para fotografiarlos y estudiarlos.

Colección de cactáceas de un cactofílico

 

– El tercer grupo (el más peligroso para las cactáceas) está conformado por coleccionistas extremos que desean tener todos los representantes posibles de este grupo de plantas. En este grupo muchos coleccionistas son capaces de extraer de forma ilegal a diversos cactus en peligro de extinción de su hábitat natural. Estas extracciones han traído como consecuencias la desaparición de muchas especies o reducción considerable de las poblaciones en diferentes localidades del mundo.

– El cuarto grupo (el más importante para las cactáceas) está conformado por coleccionistas e instituciones que participan y elaboran proyectos con fines de la conservación de las especies en su hábitat natural. En este grupo también se incluyen las asociaciones o clubes locales que se dedican al estudio de las cactáceas y publican contenido científico o no en diferentes revistas u otros medios de difusión.

Curiosidades sobre la Cactofilia

La transmisión de la llamada virosis cactofílica es mucho más propagada por cactus de pequeño tamaño y grandes flores que por cactus columnares de grandes tallas. Luego que una persona es “infestada” es muy difícil que se “cure”.

Consejo nuestros si te apasionan los cactus

Nunca compres cactus si no conoces su fuente de procedencia, es decir, muchos vendedores pueden ofrecerte cactus ilegales extraídos de su medio natural. Si solo compras cactus provenientes de cultivos legales, proteges a estas bellas plantas.

Si estas en el hábitat natural de un cactus que te apasiona, te recomiendo que solo tomes algunas de sus semillas (no la planta) y germínalas en casa.

Artículos que te pueden interesar

Curiosidades sobre cactus que debes conocer

Los cuidados básicos de una colección de cactus


Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestra página de Facebook

Participa en nuestra comunidad de Google+

Nuestro perfil en Pinterest

Publicado en Verde