Francisco Granados era vicepresidente del Gobierno de Madrid y senador del PP, pero el descubrimiento de una cuenta en Suiza le hizo dimitir. La pasada semana, mientras se fumaba un cigarrillo acompañado del Alcalde de Las Rozas coincidió con unos extrabajadores de Telemadrid (recientemente despedidos por el controvertido ERE) que se vieron en el derecho de pedirle explicaciones.

Su respuesta fue “¡Que les den por culo, hombre!. Que no me toquen los huevos que yo estoy donde me da la gana, que no tengo por qué aguantar impertinencias” a lo que el ciudadano le reprocha “A nosotros nos habéis robado nuestro trabajo y nos tenemos que aguantar. Que yo no tengo por qué aguantar eso. Si es político que se joda y aguante”. El último comentario provocó la sonrisa de los políticos.

Publicado en Miscelánea

Si te gustó compártelo: