Para asegurar nuestra salud dental y evitar la proliferación de bacterias, los dentistas recomiendan cambiar el cepillo de dientes cada tres meses. Una frecuencia muy alta, la verdad.

Afortunadamente, existen distintas formas de reutilizar estos objetos. La más habitual es emplear los cepillos de dientes en tareas de limpieza con productos como el bicarbonato.

Sin embargo, hoy queremos enseñaros una divertida manualidad para realizar adornos y pulseras de colores a partir de cepillos de dientes usados. Y es que cualquier tipo de objeto es susceptible de ser reciclado o reutilizado para mejorar el medio ambiente.

Con un poco de agua caliente, un trapo y unas pinzas, podremos realizar unas pintorescas pulseras artesanales a partir del plástico brillante, colorido y semitransparente de ciertos modelos de cepillos dentales. Un complemento fresco y original que gustará a nuestro público más alternativo.

La técnica de modelado es tan sencilla, que también podrá ser utilizada para crear otros objetos. Yo voy a utilizarla para fabricar los ganchos de un perchero infantil. Os enseñaré el resultado más adelante.

Aprende a reciclar cepillos de dientes viejos y mándanos tus ideas en los comentarios.

Original: DIY Fashion ♥ Toothbrush Bracelets

Publicado en Hogar