Imagínate que estás un domingo por la tarde tan tranquilo/a y de repente escuchas un ruido que proviene de la cocina. Cuando te acercas a ver de qué se trata ¡te encuentras con una serpiente comiendo un huevo en la encimera!

Pues eso mismo es lo que le pasó a Laura Neff en su casa y no se le ocurrió otra cosa que grabarlo para que todos lo viésemos. Por lo visto el reptil entró a la vivienda por un agujero en la pared de su lavandería y llegó hasta la cocina sin que nadie se percatase de su presencia.

El animal pertenece a la especie de Serpiente ratonera y no es venenosa ni suele atacar a los humanos. Su presencia en las inmediaciones del hogar, lejos de ser motivo de preocupación, es incluso beneficiosa ya que se alimenta de roedores y evita las plagas de ratas y ratones.

Como buenos ciudadanos Laura y su marido la “invitaron” a salir de su casa con ayuda de un cepillo y sin hacerle daño alguno. Por si os lo estáis preguntando, si, dejaron que la serpiente terminase de comerse el huevo antes de echarla.

Fuente: Youtube

Publicado en Animales