Muchas veces creemos que todos nuestros problemas financieros se resolverían si ganásemos algún premio de la lotería. Eliminar la palabra “hipoteca” de nuestras vidas, comprar una casa en la playa, un buen coche o dar la vuelta al mundo, son solo algunas de las cosas con las que solemos fantasear cuando pensamos en qué podríamos hacer si fuésemos alguno de esos afortunados.

Sin embargo, se me viene a la cabeza una frase bastante popular que siempre se suele decir en estos casos: “El dinero no da la felicidad”. Lo cierto es que, después de leer todas estas historias, no me cabe la menor duda de que esta afirmación es totalmente cierta.

Para que veáis a lo que me refiero, a continuación os contaremos la historia de algunos de los ganadores que más repercusión mediática sufrieron por la forma tan curiosa la que administraron sus premios:

Michael Carroll: 13,5 millones de euros

loteria_6
Este autoproclamado “rey de los Chavs”, -término peyorativo utilizado para describir a jóvenes y adolescentes agresivos que pertenecen a la clase obrera en Reino Unido- y devoto seguidor de los Glasgow Rangers ganó su fortuna en el año 2002, cuando tenía 19 años. Carroll dilapidó todo su dinero en poco más de 8 años, despilfarrándolo en la compra de 4 casas en Reino Unido y 1 en España, drogas, acciones de su equipo de fútbol favorito, joyería y pagos a la mafia para evitar que hicieran daño a su familia. En 2006 fue condenado a 9 meses de prisión por amenazar dos jóvenes con un bate de béisbol y, antes de volver a su ciudad natal, trató de suicidarse en varias ocasiones.

Allen y Violet Large: 8 millones de euros

Commercial
Esta pareja de de ancianos optó por una vía mucho más solidaria que la de Carroll. En 2010, tras ganar 8 millones de euros en la lotería canadiense, lo primero que hicieron fue ayudar económicamente a todos sus familiares. Pero no penséis que su solidaridad terminó ahí, pues realizaron una gran cantidad de donaciones a hospitales, cuerpos de seguridad y a organizaciones como la Cruz Roja o el Ejército de Salvación. “El dinero no lo es todo. Nos tenemos el uno al otro”, declaró Violet Large en una ocasión.

Evelyn Adams: 5 millones de euros

loteria_9
Contra todo pronóstico, a mediados de los años 80, Evelyn ganó la lotería dos veces, una en 1985 y otra en 1986. Esta nativa de Nueva Jersey, EEUU, confiaba tanto en la suerte que se gastó la mayor parte de su fortuna en juegos de azar. Actualmente reside en una caravana.

Jeffrey Dampier: 18 millones de euros

loteria_2
Dampier ganó 20 millones de dólares en la lotería de Illinois, EEUU, en 1986. Sin escatimar demasiado, obsequió con regalos a sus amigos y familiares, además de invertir en una importante cadena de palomitas gourmet llamada Kassie’s Gormet Popcorn. No obstante, el premio iría acompañado de la peor de las desgracias pues Dampier fue asesinado el 26 de julio de 2005. Su cuñada, Victoria Jackson, y el novio de esta, Nathaniel Jackson, fueron sentenciados por secuestrarlo y asesinarlo de un disparo en la nuca, en un intento de hacerse con su fortuna.

Callie Rogers: 2,7 millones de euros

loteria_3
Rogers solo tenía 16 años cuando ganó un premio de lotería en Reino Unido en el año 2003. Demasiado joven para administrar su fortuna, Rogers se hizo novia de un perdedor adicto a las drogas con el que tuvo dos hijos. Después, estuvo saliendo con un narcotraficante de profesión, otra mala decisión de nuestra protagonista, quien ha intentado suicidarse en varias ocasiones desde 2009. Actualmente Rogers es empleada de hogar y hace frente a la bancarrota ocasionada por sus deslices amorosos.

Vivian Nicholson: 170.000 euros en 1961

loteria_4
Posiblemente una de las historias más famosas, sino la que más, en el despilfarro de un premio de lotería. De hecho, su vida fue llevada al teatro. Esta nativa de Castleford, Reino Unido, ganó un premio de algo más de 170 mil euros en 1961, una cantidad que equivaldría a más de 2 millones de euros de nuestros días.

Se hizo muy famosa, pues tras ganar el premio declaró que se dedicaría a “gastar, gastar y gastar”. Aunque cumplió su promesa, no pudo disfrutar de su fortuna como hubiese querido, pues la mala suerte haría que enviudase y se casase 5 veces, sufriera un derrame cerebral, problemas con el alcohol, intento de suicidio y un ingreso en una clínica mental. Nicholson murió el 11 de abril de 2015 a los 79 años.

Ralph Stebbins: 190 millones de euros

loteria_10
En 2005, Stebbins ganó un premio de 208 millones de dólares en Michigan, Estados Unidos. Durante los dos años posteriores, fue acusado por intento de homicidio, posesión ilegal de armas y por amenazar al novio de su hija con un arma blanca. Poco tiempo después moriría por un problema cardíaco.

William Post: 15 millones de euros

loteria_8
Post ganó 16,2 millones de dólares en la lotería de Pensilvania, Estados Unidos, en 1988. No tardaría en dilapidar su fortuna en propiedades inmobiliarias de lujo, coches, barcos e incluso aviones. William Post murió en 2006 sin dinero en efectivo y después de haber declarado que “era más feliz cuando estaba quebrado”.

Fuente: tulotero, elmeme

Publicado en Insólito