Envuelve y conserva casi todos nuestros alimentos y protege nuestros utensilios de cocina, el papel de aluminio es uno de los productos más usados en la cocina.

Su facilidad de uso, buen precio y versatilidad, lo han convertido en el material rey del frigorífico, por encima del tupper y las bolsas de congelado. Sin embargo, la mayoría de nosotros lo hemos estado utilizando mal.

Tal vez fuera por estética o simple inercia, pero en casa siempre hemos situado la cara brillante del papel de aluminio por fuera y la mate en contacto con los alimentos.

¿Qué lado es mejor y por qué?

caras aluminio 1

Durante el proceso de fabricación del papel de aluminio, las hojas y rollos de este metal se procesan a pares haciendo que se arañen por contacto y una de las caras quede mate. Este procedimiento aumenta la resistencia del papel e impide que se rompa con demasiada facilidad. La cara contraria, en cambio, permanece pulida y brillante.

Sin que suponga ningún riesgo para la salud, la cara mate es la parte del papel que más restos y micropartículas de aluminio posee, frente a la cara pulida.

La temperatura también importa

caras aluminio 3

Los aparatos de medición de la temperatura también aprecian ligeras diferencias en la forma que la cara mate y la brillante gestionan el calor.

Al parecer la cara mate tiene el poder de absorber el calor, mientras que la brillante lo refleja como si fuera un espejo. Por esta razón, el alimento debe quedar en contacto con la cara brillante cuando cocinamos en el horno.

De nuevo la diferencia es mínima, pero existe y, quien lo desee, puede dar prioridad a una cara sobre la otra.

Solo son recomendaciones

caras aluminio 2

Como decíamos al principio, según los estudios realizados por la FDA (Food and Drug Administration), por la FSA (Food Standards Agency) y EFESA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la UE) los dos lados del papel son seguros, y debemos huir de las cadenas sin fundamentos sobre su toxicidad que solo buscan generar alarma social.

Dicho esto y si debes elegir una de las dos caras, usa la pulida.

¿Qué ocurre si se usa la mate? Nada, igual que si se mete el plástico en el microondas, pero la recomendación prefiere el cristal y en este caso, la cara brillante.

Fuente: wikipedia.com, vitonica.com

Publicado en Hogar