La ley y la sociedad avanzan a velocidades distintas y, por regla general, la primera es siempre la más lenta. En la Historia hay muchos ejemplos de ello.

La ley del divorcio, el aborto o el matrimonio homosexual no inventaron estos conceptos, sino que se promulgaron para regular y dar validez jurídica a una realidad que se venía dando desde hacía décadas.

La reproducción subrogada o la concepción a través de “madres de alquiler” es otra de esas realidades que aún no está recogida en muchos países, entre ellos España. Esta situación crea algunas paradojas, como por ejemplo la que vamos a contaros hoy.

“Soy el padre biológico de mi hermano legal”

Anne-Marie Casson, una madre británica de 46 años de edad ha gestado y dado a luz a su propio nieto, es decir, el hijo biológico de su propio hijo.

semen hijo 2

Todo comenzó cuando su hijo Kyle Casson, un hombre homosexual soltero de 27 años, comenzó su periplo personal para convertirse en padre.

semen hijo 1

Después de haber sido rechazado por las clínicas de reproducción subrogada debido a su soltería, Kyle encontró nuevas esperanzas en una familiar. Sin embargo, las pruebas médicas terminaron descartando esta posibilidad.

“Entonces Kyle acudió a hablar conmigo y mi marido sobre sus problemas para encontrar madre y yo pensé que podía hacerlo”.

Así pues se dirigieron a una clínica donde Anne Marie se convirtió en la madre subrogada de un óvulo, perteneciente a una donante anónima, fecundado con el esperma de su hijo.

En julio de 2014 nacía Miles, el deseadísimo hijo biológico de Kyle. Sin embargo, su partida de nacimiento indica que son hermanos. Ambos hijos de su madre Anne.

semen hijo 3

Comenzó entonces una larga lucha judicial para reclamar la paternidad y adoptar a Miles, algo que el sistema legal solo comenzó a plantearse cuando demostró -gracias a las las pruebas del ADN- que él es el padre biológico.

Tras varios meses de proceso y una primera derrota, el juez de familia del Tribunal Supremo de Inglaterra ha dictaminado que la situación es completamente legal y que Kyle puede adoptar al bebé, que legalmente también es su hermano.

A líos con la ley, no con la genética

semen hijo 6

La gestación subrogada es legal en Inglaterra, pero con importantes restricciones. En primer lugar, la ley considera delito buscar “madre de alquiler” u ofrecerse como tal. Sin embargo, hace la vista gorda con un montón de ONGs que ayudan a los padres y madres subrogadas a contactar.

semen hijo 4

La legislación, además, atribuye la maternidad a la gestante y a su pareja sentimental (si la tiene), aún siendo un niño concebido con el esperma y el óvulo de otras personas. Los padres intencionales deben pasar por un proceso legal de adopción que reasigna la paternidad y libera de responsabilidad a la madre subrogada.

Todo ello con la premisa de evitar la gestación subrogada comercial, prohibiendo a la madre de alquiler recibir compensación por el embarazo, exceptuando los gastos médicos derivados.

El último capricho del legislador fue permitir el modelo subrogado solo a parejas, ya fueran heterosexuales u homeosexuales. Esta medida excluye solo a los hombres solteros que quieran ser padres, sea cual sea su orientación sexual, ya que la ley de fertilidad sí permite a las mujeres solteras convertirse en madres a través de la donación de esperma.

Miles Casson

semen hijo 7Para quien lo dude, Miles es un bebé perfectamente sano, está bien nutrido y derrocha felicidad. Obviamente, solo contiene el material genético de su padre y la donante anónima.

El niño crece y se desarrolla con normalidad. Desde su nacimiento, Miles ha sido cuidado por su atento padre soltero con la ayuda de sus abuelos, como ocurre en muchas otras familias.

Caso polémico

semen hijo 5

El caso de los Casson ha suscitado una gran polémica por sus particularidades. Kyle es el primer hombre soltero que tiene un hijo a través de este sistema de gestación y esta es la primera vez que se recurre a la madre del padre biológico como vientre de alquiler.

Son los primeros casos en el Inglaterra, pero no en el mundo, pues ya se han dado situaciones similares en otro países como Nueva Zelanda, donde un pareja de 25 años con problemas para concebir ha tenido un hijo gracias a la maternidad subrogada a través de la madre de la joven.

De nuevo, otro ejemplo más de que la ley debe adaptarse a la realidad.

Fuentes: babygest.es y dailymail.co.uk

Publicado en Miscelánea